La hostelería del Campo de Gibraltar espera que la Junta atrase el toque de queda hasta medianoche

| |



El toque de queda a las 23:00 y el hecho de que no se puedan sentar más de seis personas en una mesa con un aforo al 50% ha puesto la puntilla al sector de la hostelería, que teme perder el turno de la cena y, con ello, casi la mitad de su facturación. Aunque en las redes sociales hace tiempo que circula una campaña para adelantar la cena a las 20:00, que tras las nuevas decisiones del Gobierno ha tomado más fuerza, los responsables de bares y restaurantes consideran que será complicado que se cambien los hábitos. Una de las soluciones que los hosteleros esperan es que la Junta decida atrasar el toque de queda hasta medianoche, lo que les daría un margen de tiempo algo mayor para que los clientes puedan cenar sin prisas. 

Alberto Taja, miembro de la Asociación de Hosteleros de Algeciras y propietario del restaurante Cepas, espera que el toque de queda se atrase a medianoche. «De eso va a depender que podamos abrir muchos establecimientos o no. Los que abren de corrido todo el día podrán aguantar, pero los que cerramos por la tarde no creo que podamos abrir para la cena. Abrir a las 8 para que la gente se tenga que ir a las 10 y media para estar a las 11 es su casa es inviable«, detalla. 



«Se han tomado decisiones solo con la hostelería. Se nos discrimina y creemos que no tiene ningún sentido. Creo que más control que hay en la hostelería no lo tiene ningún sector. Nosotros en un bar o restaurante desinfectamos mesas y sillas cuando se va un cliente y viene otro. Eso no se hace, por ejemplo, en un autobús», señala el representante de los hosteleros algecireños. 

Esta situación abre un nuevo problema con los ERTE y los empleados: «Se nos plantea un problema a la hora de reinventarnos. Si queremos poner comida para llevar podemos contar con los cocineros, ¿pero qué hacemos con los camareros? No se nos ha planteado ningún tipo de ayuda. ¿Se nos va a reducir la cuota de autónomos o los seguros sociales? No digo que las medidas no estén bien, pero al plantear medidas también tienen que plantear soluciones, que en siete meses hemos tenido cero», indica.

El problema para el sector es que la Navidad está a la vuelta de la esquina: «Esa época del año supone el 30% de la facturación de la hostelería. Nos estamos cargando ya las comidas de empresa porque también tendremos las restricciones de seis comensales por mesa». 

«Ahora no sabemos qué hacer, si abrir por la noche o no. No podemos seguir perdiendo dinero. En marzo ya hay que empezar a pagar los ICO. Si se toma la decisión de cerrar hay que darle una solución al sector. Al cliente no le da tiempo a llegar a casa si se abre a las 8 y se cierra a las 11. Y menos aquí. Aunque haya una campaña que anima a cenar a las 20:00, es complicado porque a esa hora aún hay gente que está trabajando. Creo que el próximo puente vamos a pasarlo con este horario y espero que después se amplíe el cierre a medianoche», afirma Alberto Taja. 

Santiago Macías, presidente de la Asociación Linense de Autónomos de Hostelería (Alaho), considera que el toque de queda es la «puntilla» para el sector en La Línea y también espera que la Junta decrete el toque de queda a las 00:00. «Estamos un poco esperanzados de que la Junta de Andalucía nos deje hasta las 12 de la noche porque aquí no tenemos mucha incidencia del Covid, pero por ahora no se nos ha escuchado. Que cerremos a las 11 va a ser la muerte de muchos bares porque a esa hora la cena la hemos perdido ya», lamenta. 

«Si hablamos de los pubs, que habíamos empezado a navegar un poco y nos habíamos reinventado ofreciendo comida, la situación ya es peor. Hasta la 1:00 teníamos un margen aceptable, pero ahora ya es la muerte», afirma Macías. 

Sobre la campaña para que la gente se anime a cenar a las 20:00, el representante de los hosteleros linenses no cree que tenga mucho éxito: «Va a ser complicado. La gente saldrá a almorzar y luego se irá a su casa y creo que va a haber pocos valientes que se decidan a ir a cenar a esa hora. Poco a poco no sé si se conseguirá, pero hoy por hoy lo veo muy complicado» 

«Confiaba en que la Junta iba a atrasar la hora del toque queda. Creo que van a ver los resultados de esta semana y espero que dentro de una semana o dos se rectifique y lo pongan a las 12 de la noche. En mi opinión es lo más coherente, porque una hora más o una hora menos no va a quitar nada y para nosotros es muchísimo, es darnos un balón de oxígeno o dejarnos morir», destaca Santiago Macías.

La campaña navideña también se teme perder en La Línea. «Lo peor es que esto es para largo. Ahora estamos asustados porque seguramente se perderá la campaña de Navidad, que ya está casi perdida, pero teníamos la esperanza de aprovechar las tardes. A ver como llegamos. Lo de los grupos de seis al final es casi lo de menos. El gran problema es el de los horarios. No creo que cortarnos a las 11 de la noche sea la solución. A la hora de cobrarnos impuestos sí que no habrá recortes. Nos obligan a no poder hacer nuestro trabajo, pero tendremos que pagar hasta el último céntimo de impuestos, alquileres y demás. Es un abuso. Ahora mismo estamos un poco decaídos», lamenta el presidente de Alaho. 

Niveles de alerta

En el documento aprobado en la Interterritorial de Sanidad celebrada el pasado jueves se contemplan cuatro niveles de alerta según la incidencia del coronavirus en cada municipio y se plantean varias actuaciones de respuesta que podrían aplicarse si se siguieran las recomendaciones de sanidad. Para el nivel 3, en el que actualmente están Algeciras, Tarifa y San Roque, en el sector de la hostelería se plantea que la autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de las zonas interiores y, en su defecto, reducir los aforos al mínimo posible y prohibir el consumo en barra. Además, en las terrazas se recomienda reducir el aforo del exterior al 75%, con grupos de clientes separados y sentados, sujetos a las condiciones de reuniones (seis personas). 

Resignación con humor

A pesar de que el toque de queda a las 23:00 ha caído como un jarro de agua fría, desde Senda Antrocafé le han puesto un poco de humor y han planteado algunas soluciones. Por ejemplo, para el partido de Champions League que el Real Madrid disputa este martes a las 21:00, Senda plantea verlo en su establecimiento y contar la segunda parte a los clientes por WhatsApp. «Las reinvenciones se van acabando, las ganas y los recursos también, cuando se nos agote el poco sentido del humor que nos queda será demasiado tarde», indica el establecimiento en su perfil de Facebook.

Otra solución que plantea el Senda es ofrecer desayunos de empresa en Navidad. «¿Que no se puede salir a cenar? No te preocupes que nosotros pensamos en todo, si la excusa es lo de menos, tú elige a tus compañeros hasta 6 o 10, ya veremos, y nosotros te ponemos el sitio, la música, el café, las copas, las tostadas o un arroz negro para 48 (en mesas separadas y a 1,5 metros, claro está). ¡A ver cuando se enteran de que el lugar más seguro para mantener a raya al virus es una terraza!».



Vía EuropaSur https://www.europasur.es/campo-de-gibraltar/hosteleria-junta-toque-queda-medianoche_0_1513949075.html

Previous

Toque de queda en Algeciras

Manuel y Rosa, una vida de Diamante

Next

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: