La nueva planificación eléctrica aborda la revolución renovable con 535 millones de inversión

| |



El Ayuntamiento de San Roque ha contabilizado diez proyectos de plantas fotovoltaicas interesadas en su territorio; en Jimena, son seis. Son solo dos ejemplos del boom de las energías renovables impulsado por los objetivos que se ha marcado España para la descarbonización de su economía: una cuota de un 42% de energías renovables sobre el consumo total de energía final, un 74% de renovables en la generación eléctrica y una reducción del 23% en las emisiones de gases de efecto invernadero sobre 1990. Esos objetivos conllevarán una transformación del sistema eléctrico y dentro de él, de la red de transporte de la energía. El mallado de instalaciones y cableado que cubre todo el país tiene que afrontar su propia revolución verde para dar cabida a toda esa generación renovable y ese es el eje fundamental de la nueva planificación estatal del sistema eléctrico, recogida en la propuesta de Desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica 2021-2026.

El plan, ahora en información pública, reserva 535 millones de euros a actuaciones en Andalucía. De ese montante, 280 millones se destinan a la integración de los proyectos renovables y eliminación de restricciones técnicas. “Una de las premisas es que se persigue optimizar la red existente, en general en toda España y en particular en Andalucía”, explica el delegado de Red Eléctrica en Andalucía y Extremadura, Jorge Jiménez (REE es la entidad encargada de tramitar y ejecutar el plan). “Esta planificación pretende reforzar al máximo la infraestructura a través de distintas opciones: acciones ligadas a la operación, repotenciaciones, cambio de conductores. Cuando todas esas opciones están agotadas se construyen nuevas líneas o subestaciones”. Esa optimización es clave para el proceso de integración masiva de la nueva generación renovable.



Campo de Gibraltar

En el caso del Campo de Gibraltar, el todavía proyecto recoge entre las actuaciones a ejecutar las dos subestaciones de la línea Algeciras-Bobadilla. La primera, Castellar, ya ha culminado su tramitación y se prevé su ejecución para 2022, por lo que queda incluida como instalación ya existente. Entre las obras 2021-2026 se inserta la subestación Ronda, que tendrá que someterse a declaración de Impacto Ambiental, un trámite más largo. Cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros.

La planificación contempla también el suministro a los grandes consumidores industriales, conectados directamente a la red de transporte. Ese es el caso de la factoría de Acerinox, en Los Barrios, para la que se incorpora una nueva conexión en la subestación del municipio.

Otra actuación en el Campo de Gibraltar queda fuera del presupuesto destinado a Andalucía, pero se desarrolla en buena medida en suelo andaluz: la interconexión eléctrica con Ceuta, con un presupuesto de 221 millones de euros destinados a construir subestaciones, líneas y un cable submarino a través del Estrecho, para dar fiabilidad al suministro de la ciudad autónoma y reducir el uso de la central de fuel que la surte hasta ahora. Este proyecto ha generado un fuerte rechazo social en La Línea, donde se ubicará una subestación, y REE y el Ayuntamiento tienen abierto un proceso de diálogo para intentar alcanzar un acuerdo al respecto.

En el documento de propuesta se incluye también otra interconexión, la de Marruecos: se plantea un tercer enlace en la conexión del Estrecho que permitiría en el largo plazo aumentar la exportación energía renovable.

Provincia

En el resto de la provincia de Cádiz hay dos zonas que se van a ver especialmente reforzadas: el entorno de El Puerto de Santa María y un conjunto de actuaciones sobre una nueva subestación en Vejer, El Zumajo, cuya principal misión es “aumentar la calidad y seguridad del suministro en la zona”. Para ello se unirá Vejer con la subestación de Alcalá de los Gazules y con Puerto Real, reordenando también las líneas que llegan hasta esta última.

El mayor número de inversiones previstas en Andalucía en el periodo 21-26 son repotenciaciones, sobre todo en la parte oriental. “Necesitamos hacerlas y además que sea en un plazo de tiempo corto para cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima”, explica Jorge Jiménez. En Andalucía oriental hay un proyecto “estratégico”, el eje Caparacena-Baza-La Ribina, clave para la incorporación de energías renovables a la red pero también para permitir el desarrollo del eje ferroviario. El primer tramo y la subestación de Baza ya están en desarrollo, pero queda abordar un segundo tramo, la subestación Baza-La Ribina y la conexión de La Ribina con las líneas de 400 kV que unen Almería con Murcia.

La zona de Órgiva, Benahadux y Saleres es otra a mejorar con esta planificación, con la subestación Saleres y sus ampliaciones, conectada con la subestación de Íllora, que servirán para reforzar la zona de la Costa y de Órgiva y para evacuar capacidad renovable.

Huelva también destaca en el proyecto de planificación de la red de transporte. Esta incluye una conexión desde la subestación de Puebla de Guzmán hasta la de Costa de la Luz, un apoyo a la distribución que permitirá incrementar la capacidad de suministro a esta zona de la provincia y permitirá conectar proyectos asociados a la Faja Pirítica, que ahora mismo no pueden desarrollarse por falta de capacidad. Este doble circuito supondrá una inversión de 21 millones de euros. Se prevé asimismo la ampliación de la subestación Chucena.

Otro de los nuevos corredores de Andalucía, junto al de Granada-Almería, está en el eje Sevilla-Córdoba. En este caso, se incluye en la planificación un primer tramo de unión entre la subestación de Carmona y Villanueva del Rey que va a conectarse en la tensión más alta existente (400 kV). El segundo tramo hasta Jaén (desde ahí conectaría con Ciudad Real) queda en el anexo 2 de la planificación, entre las infraestructuras que hay que ejecutar en un periodo posterior pero que se incluyen para poder iniciar la tramitación administrativa.

El plan estatal contempla también las infraestructuras necesarias para el desarrollo de los ejes ferroviarios. Además del Algeciras-Bobadilla, se incluye para el eje Granada-Almería una nueva subestación en Iznalloz y la ampliación de otras dos (9 millones) y la ampliación de subestaciones para el Almería-Murcia (3 millones). Y una nueva subestación en La Palma del Condado y ampliación de la de Casaquemada en la línea Sevilla-Huelva (3 millones).

La aprobación, prevista para final de año

El Gobierno central espera tener aprobada la planificación para finales de año después de un complejo proceso de elaboración. El documento parte de las propuestas de las comunidades autónomas y los sujetos del sector eléctrico (distribuidores, generadores, consumidores), tamizadas por las indicaciones del Ministerio para la Transición Ecológica.

Con esa información, Red Eléctrica elabora una propuesta inicial de desarrollo de la red de transporte que remite al Ministerio. Las comunidades autónomas presentan sus alegaciones y se revisa la planificación. El documento es sometido a un proceso de información pública junto a su estudio de impacto ambiental estratégico y después, previo informe de la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia, el Ministerio redacta el plan que pasará por el Congreso de los Diputados antes de ser aprobado por el Gobierno.



Vía EuropaSur https://www.europasur.es/campo-de-gibraltar/nueva-planificacion-electrica-renovable-inversion_0_1565844488.html

Previous

El Foro por la Memoria reivindica los valores de la República en Algeciras, San Roque, Los Barrios y Tarifa

Un vehículo vuelca en la Avenida María Guerrero tras colisionar con otro que estaba aparcado

Next

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: