Despedida padre RubenEl alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, ha recibido esta mañana al párroco de la iglesia de San Pío, el padre Rubén Virués, quien marchará en breve a su próximo destino en Cádiz a las parroquias de Nuestra Señora del Rosario y San Antonio.

El alcalde le ha hecho entrega de la insignia de la ciudad, deseándole suerte en su nueva etapa y expresándole su agradecimiento por el trabajo pastoral desarrollado durante más de una década. Juan Franco ha destacado su labor como director espiritual de la Hermandad del Silencio, como capellán del hospital y su participación muy activa en la vida del municipio, especialmente con jóvenes y personas necesitadas.
Por su parte, el padre Rubén ha querido dar las gracias a La Línea por la aportación que ha supuesto para él, tanto en su faceta personal como para su ministerio. Asegura que estos años han sido una experiencia muy positiva y que deja muchos amigos en la ciudad.